Lo cierto es que Gojira es una de las bandas más grandes del death metal y para mí fue un honor llegar a hacerles fotos en el Resurrection Fest. Los franceses sin duda son una de las bandas con un espectáculo impresionante, y es algo que siempre les ha caracterizado.

Personalmente fotografiar a Gojira me hizo muchísimo ilusión, ya que se trata de una las bandas con una puesta en escena increíble, algo que podréis ver pefectamente en cada una de mis fotografías. La verdad que para un fotógrafo musical llegar a fotografiar a bandas así es una auténtica gozada, ya que disfrutas muchísimo lo que haces.