Mi experiencia como fotógrafo musical colaborando con medios de prensa

En el post de hoy quiero llegar a contaros cómo ha sido mi experiencia durante estos años como fotógrafo musical. Abordaré este tema no solo desde un punto de vista formal como se suele hacer, sino que también trataré de transmitir mis impresiones personales que he tenido a lo largo de estos años mientras os cuento mi historia.

Siempre he comentado que comencé como fotógrafo musical en el 2015, pero no hice mi primer concierto hasta el mes de agosto de ese año. Un mes más tarde volvía a tierras madrileñas, después de pasar un tiempo fuera, para dar rienda suelta a mi trayecto como fotógrafo de conciertos.

Empecé a hacer fotos de conciertos en mi primer medio, actualmente no existe, y lo cierto es que ni siquiera recuerdo cómo se llamaba. El tema que os voy a contar ahora sobre este medio nunca lo llegué a hacer público, pero lo cierto es que se lo llevaba una persona que buscaba estafar a los colaboradores. Esa persona ni siquiera nos indicó su verdadero nombre.

En ese medio de prensa solo llegué a estar unos 3 o 4 meses, si no recuerdo mal, pero llegué a fotografiar a mis primeras bandas como pueden ser Thundermother e [In Mute]. Y la verdad que fueron conciertos que me sirvieron de mucho para ir cogiendo experiencia en la fotografía de conciertos.

Llegué a tardar unos meses para volver a encontrar otro medio de prensa para poder seguir mi andadura, tras mi primera mala experiencia en el ‘mundillo’ que terminó en noviembre de 2015, llegué a estar colaborando en los primeros meses de 2016 en EME: El Metal en España.

Estuve tan solo unos meses, no porque tuviera una mala experiencia, sino porque mi puse el objetivo de poder llegar a fotografiar a grandes bandas nacionales e internacionales. Y me percaté que en un medio como EME: El Metal en España no podría llegar a encontrar lo que andaba buscando, ya que es un medio que se centra en el underground. Eso sí, siempre agradecí que en este medio me acogieran, pero debido a que el objetivo de este medio era dar visibilidad a bandas underground sencillamente, tal y como os he indicado, no iba acorde con lo que yo andaba buscando.

 

Michael Schenker

 

Siempre me marqué desde el principio mi objetivo de poder llegar a tener un gan nivel como fotógrafo musical, y de poder llegar a fotografiar a grandes bandas como Slipknot y Lamb Of God; y, hoy día puedo decir que he llegado a cumplir esas metas.

Pero no me quiero adelantar a los acontecimientos, todavía tengo que terminar de contar mi experiencia durante el año 2016. Y es que llegué a entrar en un medio de prensa que se llama El Santuario del Heavy Metal. Esto fue gracias a que mi compañero de fosos Óscar Gil me tendió la mano para entrar en este medio.

En El Santuario del Heavy Metal estuve hasta finales de septiembre de 2017, y durante ese año y medio puedo decir que empecé a coger rodaje como fotógrafo musical. Gracias al tiempo que estuve en este medio de prensa pude asentar los conocimientos básicos sobre fotografía de conciertos. Llegado incluso a fotografiar a Sôber en la sala La Riviera de Madrid.

A finales de septiembre de 2017 me contactó por facebook el propio Rafa Basa para ofrecerme un hueco en su web como colaborador. Fue todo un orgullo para mí, y sigue siéndolo hoy día, aceptar su propuesta. Estuve en RafaBasa.Com desde septiembre de 2017 hasta julio de 2020. Y es cierto que gracias a él he podido crecer de una manera impresionante como fotógrafo musical. Algo de lo que me siento muy orgulloso.

 

Avantasia

 

En RafaBasa.Com he podido llegar a fotografiar a grandes bandas como pueden ser: Orden Ogan, Dirkschneider, Paradise Lost, Sabaton, Amaranthe, Apocalyptica, Avantasia, Saurom, Slipknot, Stone Sour, Jinjer, Lamb Of God, Gojira, Testament, While She Sleeps, Michael Schenker y un larguísimo etcétera.

Además de poder llegar a estar como fotógrafo musical durante dos años consecutivos en el reconocido festival gallego Resurrection Fest.

En tan solo 4 años como fotógrafo de conciertos había logrado las dos metas que me había propuesto: alcanzar la calidad fotográfica que como mínimo que quería llegar a tener; y, conseguir fotografiar a grandes bandas como puede ser Slipknot y Lamb Of God.

Aunque por otro lado, he llegado a colaborar con The Metal Circus y Metal Hammer entre 2019 y 2020.

Hasta ahora os he contado mi experiencia en medios de prensa, algo que me ha ayudado muchísimo para crecer como fotógrafo musical. Antes de continuar explicando mis experiencias en estos últimos 5 años confirmaros que actualmente estoy colaborando con Goetiamedia. Pero quiero destacar que hace un mes llegué a crear mi propio medio de prensa llamado Distiller Media.

 

Lamb Of God

 

Mi experiencia como fotógrafo musical a nivel personal y profesional

 

Sin duda el haber podido crecer tan rápido en tan solo 5 años hace que me sienta genial, ya que jamás creí que iba a llegar al punto en el que me encuentro ahora mismo a nivel profesional. Incluso llegar a hacer fotos a bandas como Slipknot, Lamb Of God, Gojira y While She Sleeps, entre otros, es algo, obviamente, ha llegado a hacerme bastante ilusión.

Pero, os puedo asegurar que no ha sido nada fácil llegar hasta aquí. Han pasado 5 años desde que fotografié en directo a la primera banda de mi trayectoria, y lo cierto es que he pasado por muchos baches. Tantos que en algún momento llegué incluso a plantearme a dejar esta profesión.

Sin duda mi primera experiencia en un medio de prensa, el cual os conté anteriormente que la persona que lo llevaba era una estafadora, pues hizo que tuviera el pensamiento de «¿Y si todos los medios de prensa tienen algo tan serio que me eche para atrás?». En aquel momento se que no debí haber exagerado tanto, ya que con el tiempo fui consciente que no todo va a ser malo, pero es cierto que al ser así mi primera experiencia me puso en dudas el continuar. Hoy en día me siento orgulloso de haber decidido continuar en la fotografía musical.

Fueron unos meses duros por los que llegué a pasar a finales de 2015 y primeros de 2016, hasta que me crucé en mi camino con EME: El Metal en España, pero a pesar de que mis intereses de futuro no compaginaban con este medio, puedo decir que siempre me trataron genial en todo momento. Lo cierto es que tengo un gran recuerdo del staff de este medio de prensa.

En muy tiempo llegué a entrar en el medio de prensa El Santuario del Heavy Metal, no recuerdo exactamente cuanto tiempo llegó a pasar pero diría que no más de dos meses. Y lo cierto es que gracias a este medio pude dar un salto de gigante para llegar a entrar en RafaBasa.com.

Lo cierto es que desde 2016 hasta primeros de 2020 he podido llegar a fotografiar a grandes artistas, y mi evolución fue creciendo enormemente. Pero os puedo asegurar que un par de meses antes de entrar en RafaBasa.com llegué a plantearme seriamente dejarlo de nuevo, ya que no veía la evolución que me esperaba pese a todos mis esfuerzos. Y una vez más pude decir que menos mal que no lo llegué a dejar. Gracias a este medio he conseguido muchísimas metas. Ahora solo me queda dar el último gran paso. Además, logrando haber pasado por medios tan importantes como pueden ser: Metal Hammer y The Metal Circus.

Pero sin duda, uno de mis sueños se llegó a cumplir. ¿Cuál es este sueño cumplido? Pues fue sin duda llegar a fotografiar a mi banda favorita desde niño Slipknot. Y sobre todo conocer en persona a mi gran ídolo Corey Taylor.

 

 

Os puedo garantizar que si me dijeran hace 11 años cuando vi por primera vez en directo a Slipknot que iba acabar conociéndoles y fotografiándoles en directo no me lo creería por nada en el mundo. Y menos aun me lo llegaría a creer en 2015 cuando empecé como profesional de la fotografía musical.

Lo cierto es que estudiar una carrera como Bellas Artes, en la que me especialicé en fotografía y pintura, para luego darlo todo en un máster en EFTI. Todo esto mientras empezaba en la industria musical y acabar cumpliendo uno de mis grandes sueños vale muchísimo la pena.

Lo que tengo claro es que trabajar duro por algo que quieres en tu vida, a pesar de tener mis altibajos y no ver llegar ese momento, pues acaba teniendo sin duda su recompensa. Durante estos 5 años no he parado de trabajar para conseguirlo.

Sin duda alguna para lograr una meta como es dedicarse a una profesión como la fotografía musical no hay que parar de trabajar y estudiar. Y lo más importante, hay que entregarse por completo a ello y teniendo una paciencia increíble. Pero si te lo propones puedes conseguirlo todo.

Algunos os preguntaréis si esta profesión tiene algún secreto, y lo cierto es que no lo tiene. Lo único que cabe decir, o más bien es recalcar lo que acabo de decir. Simplemente trabajar, estudiar y tener paciencia. Sin estas tres cosas no se llega a lograr nada, ya sea en una profesión como la fotografía musical o en cualquier otra.

Lo más importante que os puedo llegar a decir es que persigas tus sueños, y no dejes que nadie te haga creer que no te mereces lo que más quieres en tu vida. Lograr lo que más queremos en nuestras vida es lo que nos hará etenernamente felices.