En este país hemos podido comprobar que hay muchísimas iniciativas para dar mayor importancia la labor de las mujeres en la música. Hemos podido ver que muchos de ellos no han conseguido las expectativas que se marcaron; pero, Rockin’ Ladies, fundado por la fotógrafa Raquel García, está marcando la diferencia.

El proyecto Rockin’ Ladies está formado por Raquel García como fundadora y directora teniendo como staff a Estefanía García (ex cantante de [In Mute]), María Neila (cantante Alien Rockin’ Explosion) y por Paris Lakryma (batería de One Second Faith y bajista de Waiting For Sunset). Hasta el día de hoy han logrado llegar a todos los rincones de España a través de conciertos y exposiciones fotográficas. Este post está dedicado por completo a ellas, un equipo de luchadoras que han logrado que todas las mujeres dedicadas a la música tengan un hueco más grande en esta industria.

Antes de dar comienzo con lo que vengo a contaros hoy debo especificar que todo lo que vais a leer a partir de ahora son textos sacados de conversaciones y audios que he tenido con Raquel García. Aunque por otro lado, hay textos escritos directamente por Estefanía García, María Neila y Paris Lakryma.

Foto: Raquel García

Raquel García comenzó con este proyecto poco a poco a partir de mediados de 2016, ya que siempre se sorprendía de que casi nunca veía a mujeres sobre el escenario; pero, cuando veía a alguna mujer siempre era cantando, algo que le parecía genial aunque echaba en falta que hubiesen chicas tocando algún instrumento.

A partir de aquí comenzó a investigar por muchísimos lados, pero para ella siempre quedará una anécdota. Cuando investigaba en los grupos de Facebook de música, pues trataba siempre de contactar con los perfiles de mujeres que tuvieran fotos con instrumentos.

Al principio solo tenía la idea de hablar con ellas para realizar unas pocas sesiones fotográficas, exactamente unos 20 o 30 retratos. Pero funcionó tan bien, que el proyecto fotográfico de Raquel llegaba a los oídos de más mujeres, y contactaban con ella para ver si podían participar.

Entre una cosa y otra, Raquel Llegó a viajar por todo el país durante dos años en fines de semana para poder retratar a todas estas chicas. Se dedicaba a alquilar estudios para hacer estas fotos a mujeres dedicadas a la música, lógicamente costeándose ella misma los vuelos, el alojamiento, los alquileres de estudios, etc. Además, hay que destacar que Raquel simplemente tenía la idea de acabar realizando una exposición itinerante para llevarlo a Madrid y Barcelona.

Pero como hubo tantísimas mujeres que participaron en este proyecto fotográfico, acompañado de que se hizo tanto eco de este proyecto, han llegado a contactar con Rockin’ Ladies para expandir esta exposición por más lugares de España.

Sin embargo, hay que detallar que estas exposiciones van acompañadas de una jam session en una sala de conciertos, donde también se llega a exponer parte de este proyecto fotográfico. Participan unas 30 mujeres que van turnándose para tocar sobre el escenario covers de grupos donde hay o hubo en algún momento alguna mujer.

De esta manera pueden llegar a dar visibilidad y voz a las mujeres dentro de un sector en el que los hombres tienen una grandísima representación.

Ahora bien, claramente Rockin’ Ladies tienen una serie de objetivos y metas que quieren llegar a conseguir, y son los siguientes:

    • Apoyo y visibilidad a las músicas.
    • Cultivar la sororidad. El espíritu de este proyecto en sí es colaboración, cero competitividades. Por ello, cada una de todas ellas dejan a un lado los intereses personales en pro de un interés colectivo. Completo hermanamiento. A raíz de que hayan participado tantísimas mujeres de varias ciudades, se han llegado a formar grupos de música con algunas participantes de este proyecto.
    • Crear referentes. Puede haber mujeres que ya lo son, pero hay muy pocas. De esta manera normalizar el hecho de que alguien que quiera llegar a tocar como una mujer un instrumento, ya sea la batería, la guitarra, el bajo…
    • Red de apoyo mutuo. Compartir experiencias y puntos de vista. Han llegado a hacerles agravios comparativos por el simple hecho de ser una mujer, muchas veces no es con mala intención, es simplemente una falta de costumbre. Pero muchas veces es el machismo heredado de milenios que llevamos inculcados en nuestra cultura. Es un trabajo de mucho tiempo, y no se conseguirá de un día para otro.

A continuación, os describo un ejemplo de una situación que llegaron a vivir Rockin’ Ladies no hace demasiado tiempo:

Rockin’ Ladies fueron invitadas a participar en un festival de Cataluña; y, para solventar gastos tenían que llevar información, fotos y merchandising. Ya que nadie les financiaban y lo único de dinero que podía llegar a ganar era a partir de lo que llegaran a vender allí.

Una vez que llegaron a ver el cartel cuando lo anunció la promotora comprobaron que en ningún grupo no había ni una sola mujer. Sí que había mujeres trabajando, ya sean managers o técnicos de sonido, pero sobre el escenario no había ni una sola.

Por ello, les pareció muy hipócrita por parte de ellas estar participando en algo que no cumplen con los requisitos que ellas mismas piden. Entonces decidieron que ellas no iban a participar. Como consecuencia el promotor hizo un comunicado dando la razón a Rockin’ Ladies y disculpándose. Pero cogían el compromiso público que más adelante sí que habría grupos de música con alguna mujer.

Tiempo después que el promotor publicara dicho comunicado una mujer (con cierto reconocimiento dentro de la industria musical) comentó en esta publicación algo como que las mujeres que tocasen fuesen músicas con cierto nivel de calidad. Este comentario fue con un tono claramente despectivo.

Como es lógico, este comentario llegó a molestar a muchas personas, porque cuando una promotora dice que anunciará en un festival grupos internacionales el público da por sentado que hay calidad en esos grupos. Pero cuando hay mujeres de por medio, se cuestiona la valía de ellas. Les molesta que haya gente que piense que un grupo de mujeres, o que haya al menos una mujer en la formación, es porque lo han conseguido por méritos sexuales y físicos. Para que valoren a una mujer tiene que estar en lo más top, y si no lo estás, implica que no es buena en lo que hace.

Ellas quieren denunciar todo esto, pero no señalando a los que lo hacen mal, sino fomentando el ser inclusivo, el trato con humildad y hacer consciente a la sociedad de toda esta situación a las personas.

A partir de ahora podréis leer unas entrevistas cortas que he llegado a hacer al Staff de Rockin’ Ladies. Comenzamos con Steffi.

 

Steffi, se te conoce por haber sido la frontwoman de [In Mute] y haber ganado la final del concurso de la batalla de bandas en Alemania del Wacken Open Air. La verdad que incluso para muchas mujeres eres sin duda una grandísima referente de nuestro país. Cuentame como ha sido todo tras tu salida de la banda, y si para ti ha sido muy duro llegar hasta donde estás por el mero hecho de ser mujer.

Primero de todo muchísimas gracias, no puedo evitar sonrojarme cada vez que escucho tales palabras hacia mí.

Vamos por partes, respecto a la dureza de la vida por el hecho de ser mujer, he de decir que a día de hoy consigo ser más consciente. Supongo que la madurez y la capacidad de visualizar en modo espectador ayuda a tener una visión más objetiva de toda la historia. Mentiría si dijera que nunca he tenido situaciones que se han debido únicamente a mi género, otra cosa es que en el momento no te des cuenta, no le des importancia o no quieras verlo de esa manera. Muchas veces ocurre que no quieres comunicar ese hecho por el simple rechazo que se recibe al hacerlo en ciertos entornos, es un tema peliagudo cuando formas parte de un proyecto porque el bien del proyecto está por encima de tí, y nos han enseñado a silenciarnos.

Respecto a si ha sido duro, sí, sin duda. Reconvertir tu figura para ser competitiva en un mundo regentado por el género masculino y donde se juzga de manera extrema nunca es fácil. He tenido que oir y hacer caso omiso (para mantener mi salud mental) a muchos comentarios, a veces inconscientes (otras no) de compañeros y compañeras del sector y tambien de fans. Aprendes a sonreir y agradecer que «estás donde estás».

El machismo esta impregnado en todo y la música no es una excepción. Es con la edad y la experiencia cuando me estoy volviendo más intransigente con el tema, además encontrar comunidades seguras donde no se te juzga por hablar del tema ayuda, escuchar experiencias de otras mujeres ayuda, sentir que no estás sola ayuda. Ojalá hubiera tenido ese respaldo desde el inicio, no me hubiera sentido tan sola ni alienada durante tanto tiempo.

Y respecto a mi salida de la banda, para mi ha significado un soltar lastre. Una etapa de darme cuenta de cuántas cosas estaba reprimiendo y sacrificando de mi. Ahora me siento más libre, estoy siendo más justa conmigo misma y hago lo que realmente quiero hacer. Es curioso, pero estaba anclada en un espacio donde «cómo debía de ser» ya estaba establecido. Me ha liberado y estoy reconectando de nuevo conmigo misma. Esta siendo una etapa súper creativa, la cabeza me va a mil por hora. Tengo nuevos proyectos, no sólo musicales y estoy súper feliz.

Me gustaría que nos contaras cuál es el objetivo que os encantaría llegar a conseguir, o al menos por tu parte, con Rockin’ Ladies.

Respecto a los objetivos de Rockin’ Ladies a modo de resumen, aunque esto nos lo explican mejor mis compañeras de proyecto, es visibilizar a la mujer dentro del rock y el metal. Que nunca más se diga eso de «es que no hay mujeres» porque no es cierto.

A nivel personal me gustaría que todas las mujeres encuentren en Rockin’ Ladies un espacio seguro para apoyarse, comunicarse, relacionarse y encontrarse. Que podamos expandir el mensaje, me encantaría que podamos seguir creando sinergias con más proyectos de valores relacionados y seguir subiendo peldaños.

Sueño con una patita Académica, donde poder crear unas jornadas de la mano de alguna Universidad (por ejemplo) y poder nutrir todo lo que se está haciendo con estudios y respaldo académico, por ejemplo. Y muchas cosas más, pero vaya… Que soñar es gratis y a mi la creatividad me va revolucionada. Ojalá diera para todo, pero ahora mismo lo más importante es que cada paso sea firme.

Ahora bien, para ti, Rockin’ Ladies qué significa y qué te gustaría llegar a conseguir con este proyecto. Además, ¿Qué les dirías a la gente que no conoce tanto el proyecto Rockin’ Ladies?

Es precioso que a través de un proyecto fotográfico se genere una comunidad colaborativa. Nos han enseñado a luchar contra tod@s para sobresalir y aunque lo tenemos más que oído, se nos olvida eso de «la unión hace la fuerza». Queramos o no, tejer una red colaborativa genera más potencia, permite un mayor crecimiento de calidad superior, no hay duda.

En Rockin’ Ladies se genera un espacio que nos permite maximizar nuestra expresión libre como mujeres, para reflexionar «out of the box» y romper con el pensamiento encorsetado al que nos arrastra la sociedad. Nos brinda un camino de concienciación y entendimiento desde un prisma más asertivo dando la oportunidad de abrir la mente sin ser juzgad@s.Muchas veces ocurre que como «no nos ha ocurrido a nosotr@s mismos» o «no hemos detectado que nos haya ocurrido» no damos cabida en nuestro sistema de valores a ciertos planteamientos. Esto suele ocurrir por falta de información, de conexión con nosotr@s mism@s, de conexión con historias de otras personas y de empatía debido a un mundo que nos intenta obligar a funcionar rápido y sin mirar atrás, pero la elección es nuestra. Añadir valores como la Sororidad y la Solidaridad se hace cada vez más necesario y en Rockin’ Ladies yo encuentro todo eso, por eso me hace tan feliz y estoy tan orgullosa de formar parte de un proyecto así de necesario.

Para terminar, cuéntame uno de los mayores logros que ha llegado a tener Rockin’ Ladies.

Creo que el mayor logro de Rockin’ Ladies es el pensamiento de expansión mientras se reafirma cada paso que se da. Es un proyecto vivo y creo que eso es esencial. La visión de crecimiento, expansión y la existencia de unos valores firmes.

Tenemos muchísimos planes de futuro, algunos más a largo plazo, otros a medio y otros que podéis ir viendo estos mismos días. Como ejemplo, comentar que se ha iniciado una rueda de entrevistas semanales en vivo súper interesante que podréis ver en nuestras redes sociales Facebook, Instagram y Youtube, ¡Os invitamos!

Alien Rockin' Explosion

Ahora bien, ahora me dispongo a plasmar todo lo que tiene contar María desde su punto de vista. María, se te conoce por ser la frontwoman de Alien Rockin’ Explosion, además de formar parte del staff del proyecto Rockin’ Ladies. Cuéntame cuándo y cómo llegaste a formar parte de Rockin’ Ladies.

 

Raquel García, la fundadora del proyecto, me contactó para invitarme a participar en él, así que aprovechamos un concierto de mi banda cerca de Barcelona para realizar la sesión de fotos. Allí pudimos hablar más en profundidad acerca del proyecto, que me fascinó desde el primer momento por su caracter humilde a pesar de ser muy necesario. Unos meses después, en una visita de Raquel a Madrid, le propuse hacer una exposición en la capital, una presentación oficial del proyecto para medios y público en general. Recuerdo que su primera reacción fue preguntarme: «¿Tú crees que esto le va a interesar a alguien?».

También recuerdo perfectamente su cara de emoción y sus nervios el 31 de mayo de 2019, con una sala We Rock a rebosar de gente volcada en apoyar un proyecto que estaba consiguiendo repercusión nacional (e internacional poco después, con el interés mostrado por el festival alemán Wacken Open Air). Así fue como Raquel García pasó, en apenas un año, de ser una auténtica desconocía que vivía a cientos de kilómetros de distancia a una íntima amiga y compañera de batalla.

Para poder llevar a cabo la presentación oficial del proyecto y todo el trabajo que conllevaba -sesiones de fotos, edición, montaje, creación de página web, redes sociales, medios de comunicación, organización del evento, coordinación de la jam, merchandising, etc.- se unió Paris Lakryma, y entre las tres, -contando con el apoyo de mucha gente, conocida y anónima-, sacamos adelante este proyecto tan ilusionante. ¡Y tanto ha crecido que recientemente hemos tenido una nueva incorporación al equipo de coordinación! Como ya sabéis es Estefanía García, además de conocida vocalista, una fuera de serie en relaciones públicas y optimización de proyectos.

Me gustaría que nos contaras cuál es el objetivo que os encantaría llegar a conseguir, o al menos por tu parte, con Rockin’ Ladies.

Creo que Rockin’ Ladies ya ha cumplido su objetivo, lo que no quiere decir que se haya agotado o ya no sea un proyecto necesario. Al contrario. Nuestra primera meta fue mostrar la enorme cantidad de fotos que Raquel había realizado y que daban cuenta de las muchísimas mujeres que tenemos en nuestro país haciendo rock y metal. Queríamos sacar a la luz la importancia de la visibilización, de cara al justo reconocimiento y, sobre todo, como pilar básico para la creación de referentes.

Como decía, es algo que dimos por conseguido cuando la presentación oficial no sólo fue un éxito, sino que empezó a replicarse en distintas ciudades de España. Además, muchísimos medios de comunicación se volcaron difundiendo el proyecto a través de artículos y entrevistas.

Gracias a ello, Rockin’ Ladies ya no sólo somos las mujeres que hemos sido fotografiadas por Raquel, sino todas las que han sentido -y sienten- esta lucha como suya propia, las que comentan, comparten, alzan la voz, asisten… Y es por eso que no hay sólo un objetivo, sino cientos, miles de ellos, uno por cada mujer a la que este proyecto pueda ayudar a sentirse más segura de sí misma, más acompañada, más reconocida, tanto las músicas como las que ven en ellas un ejemplo de constancia y fuerza de voluntad al que imitar.

Ahora bien, para ti, Rockin’ Ladies qué significa y qué te gustaría llegar a conseguir con este proyecto. Además, ¿Qué les dirías a la gente que no conoce tanto el proyecto Rockin’ Ladies?

Para mí Rockin’ Ladies es comunidad y empatía, es unir fuerzas para hacer frente a una problemática común y buscar soluciones que nos beneficien a todas y a todos. Porque Rockin’ Ladies es un proyecto donde las protagonistas somos las mujeres, pero en el que necesitamos la participación de los hombres, como compañeros que caminan a nuestro lado.

Necesitamos urgentemente deshacernos del machismo que impera en nuestra sociedad desde hace siglos y sólo lo conseguiremos si todas y todos remamos en la misma dirección. Nosotras hemos escogido el ámbito musical porque es el que más directamente nos atañe, por profesión y por pasión, y es ahí donde plantamos nuestra semilla de sororidad, donde queremos hacer equipo para que a todas, a nivel individual, nos resulte menos ardua esta lucha que debería ser un campo de juego y no de batalla. Otra de las cosas maravillosas que nos ha ocurrido es conocer a otros colectivos de mujeres que trabajan por el mismo objetivo y con los que nos hemos hermanado (Sonidos de Mujeres en Asturias, MGK en Galicia, Vane Balón y su Distrito UVE…).

¿Qué me gustaría conseguir a título personal? Poder seguir trabajando codo con codo con mis compañeras y seguir conociendo mujeres maravillosas hasta que las fuerzas nos aguanten o hasta que -¡ojalá!- ya no sea necesario hacerlo más. Y entonces, algún día, llenas de arrugas, canas y con las tetas a la altura de los tobillos poder sentarnos juntas y decir: «¿Os acordáis de como comenzó todo? ¡Vaya si construímos algo bonito!».

Para terminar, cuéntame uno de los mayores logros que ha llegado a tener Rockin’ Ladies.

Creo que a día de hoy el mayor logro del proyecto es haber conseguido que mujeres que se creían extrañas, solas, asustadas o reprimidas hayan sido capaces de exponer en voz alta sus dudas, sus complejos y sus experiencias doloras y hayan encontrado compañeras en las que verse reflejadas, compañeras con las compartir melodías e historias, compañeras que hayan avivado las llamas de su amor por la música y hayan conseguido hacerlas abrazar su instrumento con orgullo y confianza.

Foto: Raquel García

Ahora comenzamos a hablar con Paris, de quien ya os hablé al principio. Así que allá vamos. Paris, se te conoce por formar parte de las bandas One Second Faith y Waiting For Sunset, además de formar parte del staff del proyecto Rockin’ Ladies. Cuéntame cuándo y cómo llegaste a formar parte de Rockin’ Ladies.

Pues en un principio yo llegue al proyecto igual que todas, cuando Raquel estaba en modo “cazatalentos” buscando chicas para las sesiones de fotos. Yo por aquel entonces vivía en Galicia y me pegue el súper viaje a Madrid con la batería metida en el coche para poder conocerla y hacer una sesión, la cual siendo en Madrid fue curiosa porque fuimos dos sevillanas y yo, nadie de Madrid.

Ese día conocí a Reich y creo que conectamos bastante bien desde el principio. Poco despues yo acabé mudándome a Madrid y conociendo también a María Neila, por aquel entonces otra participante del proyecto. Un día comiendo unos cachopos con ella me dijo que Raquel le había propuesto unirse al proyecto para hacerlo crecer y a ella le pareció interesante lo que yo podría aportar al proyecto, asi que me liaron también. En ese momento era yo la que no sabía donde se estaba metiendo xD.

Imagino que te lo habrán preguntado muchísimas veces, pero cómo te sientes siendo una mujer transexual  que se dedica a la música.

Pues si te lo tuviese que describir en una sola palabra te diría que “motivada”. Realmente el ser una tía trans en la música per se no me hace sentir nada fuera de lo común, es el marco social y musical en el que vivimos el que hace que me sienta así. Saber que dentro de la música, y más aún dentro de los estilos más cañeros somos tan pocas personas trans es lo que hace que sienta que tengo que estar más presente que nunca, porque quiero demostrar que se puede, que se puede ser trans y alcanzar sueños, que se puede ser trans y ser feliz haciendo lo que más te apasiona por mucho que a tanta gente le pese.

Lanzar ese mensaje positivo sobre nuestra existencia es lo que más me motiva a seguir adelante con todo, en todos los ámbitos, el musical incluido, porque ver a otras chavalas trans cogiendo instrumentos y reventando escenarios es una de las cosas que más me gusta ver, y pasa demasiado poco…

Ahora bien, para ti, Rockin’ Ladies qué significa y qué te gustaría llegar a conseguir con este proyecto. Además, ¿Qué les dirías a la gente que no conoce tanto el proyecto Rockin’ Ladies? (Esta última pregunta es para que animes a la gente a que tenga más conciencia, o dale el sentido que tú quieras)

Personalmente Rockin’ Ladies es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, no solo por el proyecto en sí y sus objetivos, si no por la gente que ha llegado a mi vida gracias a él. Raquel y María son dos mujeres increíbles de las que he aprendido y aprendo cada día muchísimo y a las que les debo demasiado (de Steffi no puedo decir nada porque aún no nos ha dado tiempo a conocernos apenas, cosa que cambiará con el tiempo).

A parte de eso para mí el proyecto significa lucha, resiliencia y una negativa enorme a quedarnos calladas cuando sabemos que algo está mal, eso por un lado, por otro significa también amistad, compañerismo y sororidad. Me ha encantado descubrir en todo este tiempo descubrir hasta que punto las mujeres tenemos capacidad para luchar y trabajar juntas, atestiguar que esos mitos sobre que las mujeres somos las peores compañeras son, como tantas otras cosas, sistemas impuestos que se resquebrajan con el minimo esfuerzo. Rockin’ Ladies para mí representa la identidad que a las mujeres se les ha negado a lo largo de décadas dentro de la música.

A quien no nos conozca le diría que nos busque, que nos encuentre y sobre todo que comprenda la razón por la que existimos. Mucha gente cree que el feminismo (y Rockin’ Ladies por extensión) solo ve fantasmas, problemas que no existen o que nosotras nos inventamos. Como mujer trans que ha vivido 28 años de su vida creyéndose un tío puedo aseguraros que nuestros fantasmas son más que reales, y que iniciativas como la nuestra son una gran herramienta para lograr un cambio en la sociedad, un cambio que haga que Rockin’ Ladies deje de ser algo necesario.

Para terminar, cuéntame uno de los mayores logros que ha llegado a tener Rockin’ Ladies.

En España hay unos cuantos proyectos que, cada uno con su forma y su contenido, son similares o tienen los mismos objetivos que nosotras. Creo que nuestro mayor logro ha sido la capacidad que hemos tenido para crecer y llegarle a más y más gente. Al final el cambio del que hablaba antes es algo que tiene que darse en el interior de cada persona, y eso requiere mucho trabajo personal, y mucho trabajo colectivo, pero sobre todo hace falta a alguien que señale claramente el problema y lo grite con la voz muy alta de forma que más y más gente sea capaz de verlo. Creo que el mismo hecho de que tantísima gente nos apoye y crea en nosotras es prueba más que suficiente de que ese cambio es necesario, así que seguiremos trabajando por crecer más y más, y llegarle a tanta gente como nos sea posible.

 

 

Para terminar, aquí tenéis las últimas palabras de Raquel García:

El proyecto nació a mediados de 2016 con unas aspiraciones muy modestas, en su momento llegué a pensar que podría llegar a hacer como mucho 30 sesiones de fotos y un par de exposiciones en Madrid y Barcelona.

Al final el proyecto gustó y se dio bastante a conocer por el boca a boca. Cuando conocí a María Neila, que es una persona que tiene mucha trayectoria personal en cuanto a promoción y eventos. Ella se ofreció a ayudarme con el proyecto, y gracias a que ella se unió el proyecto comenzó a hacerse mucho más grande de lo que llegué a imaginarme. Y sobre todo mucho más ambicioso.

María le comentó a Paris si se animaba a unirse a nosotras para echarnos una mano. Por ello, podría decir que Rockin’ Ladies es lo que es hoy gracias a María y Paris. Básicamente porque no soy una persona competitiva ni ambiciosa, ya que mis únicas premisas en la vida es ser feliz y tener paz mental por encima de todo, el resto ya veremos… Sin duda gracias a ellas, Rockin’ Ladies se ha convertido en lo que es hoy en día.

Para mí estos casi dos años que llevamos trabajando juntas ha significado mucho para mí. He aprendido muchísimo, tanto a nivel profesional y personal, como por ejemplo cómo gestionar un proyecto y optimizarlo. Como persona he llegado a aprender muchas cosas gracias a ellas e incluso puedo decir que he madurado mucho con sus grandes enseñanzas.

Ahora bien, la última incorporación a Rockin’ Ladies fue Steffi, aunque ya nos conocíamos de antes gracias a esto comenzamos a labrar una grandísima amistad. Además, como es una persona con mucho conocimiento y mucho ímpetu acompañado de querer hacer muchas cosas en la vida. Incluso como está al tanto de temas técnicos y legales, pues ella está ayudando muchísimo a que este proyecto se profesionalice.

Por eso siento que ellas han sido un elemento muy importante en mi vida, ya sea a nivel profesional y personal. Además nunca llegué a imaginarme que compartiría mi camino junto a ellas. Por eso no podría estar más agradecida por todo lo que están haciendo.

Para terminar, me gustaría añadir que nosotras somos personas que coincidimos en muchísimas cosas, aunque somos muy diferentes en otros muchos aspectos. Sin embargo, una de las cosas que más me ha gustado de nuestro equipo de trabajo es que a pesar de tener nuestras diferencias, somos lo suficiente maduras emocionalmente como para primar nuestra amistad por encima de ello; y, siempre hemos llegado a encontrar un punto de equilibrio para entendernos y aprender de nuestras diferencias. Y esto creo que es lo que hace que nuestro equipo sea más óptimo, y que gracias a nuestras diferencias y similitudes podamos aportar más al proyecto.

 

 

16.06.2020