RESURRECTION FEST: CONSIDERADO EL MEJOR FESTIVAL DE ESPAÑA

DSC4950

Siempre hemos oído de que el Festival Resurrection Fest es el mejor de nuestro país. Hasta hace unos meses nunca asistí a una edición del festival gallego; y, debo reconocer que el tener que recorrer tantísima distancia para poder llegar a Viveiro nunca me hizo demasiada gracia. En fin, yo no puedo decir que sea el mejor festival que hay en España, eso se lo dejamos en manos de los expertos; pero, sin embargo, os puedo garantizar que el viajar hasta allí, merece muchísimo la pena, ya que es un sitio en el que sin duda acabas disfrutando como un niño. Bajo mi humilde opinión, es un festival que tiene bien merecida la fama que tiene.

 

Sencillamente, tras haber asistido al Resurrection Fest 2018, puedo decir, además de que iré cada año como fotógrafo sin falta, que el ambiente que se respira allí es muy satisfactorio, es un entorno familiar, amigable y de un buen rollo. El trato del personal (desde quienes trabajan en los puesto de comida hasta el equipo de seguridad y el que forma la organización) es más que satisfactorio. Se trata de un equipo de personas que trabaja muchísimo para que la estancia del público y de la prensa sea tan cómoda y especial para que solo piensen en repetir. Sin duda, a nivel personal, lo consiguieron.

Como profesional de la fotografía, el equipo de iluminación de los 4 escenarios son de sobresaliente, incluso cuando es de día. No tenía ninguna esperanza de poder realizar grandes fotos a pleno sol, pero debo reconocer que cada día estaba más que feliz con el trabajo que hacía.

En defenitiva, reconzoco que estoy con ansia de poder volver el año que viene al Resurrection Fest para poder disfrutar un año más allí; y, sobre todo, para poder seguir haciendo grandes fotografías de las bandas en este festival. Pero, os preguntaréis: ¿No tienes pegas sobre el Resu?. Pues si tuviera que poner alguna pega, sin duda sería el suelo sobre el que se pisa allí, me gustaría que hubiese más zonas de césped, ya que hay algunas zonas de piedras. Ya que tras varios días de pie, yendo de un lado a otro, estas piedras acaban con tus pies; y, como consecuencia, las piernas se resienten más. Y en aspectos fotográficos, el foso del escenario principal tiene la pega de que en la parte central del escenario hay un saliente, por lo que el pasillo para poder trabajar es bastante estrecho más aún si sumas de que suele haber otros compañeros de profesión. Por ello, entre una cosa y otra es siempre una batalla para poder moverse. Eso sí, siempre será un honor compartir foso con otros grandes fotógrafos.

Conclusión: Vale la pena viajar hasta Viveiro (Galicia) sin duda alguna, aunque tengas que cruzarte el país entero. El ambiente que ha creado el Resurrection Fest está muy logrado: familiar y buen rollo, lo que todos buscamos. Además, de que la calidad de la comida y de los servicios son impecables. Por todo esto voy a ir todos los años como fotógrafo.